miércoles, 28 de noviembre de 2012

Bendita inocencia




    - "Bueno bueno, se acerca la navidad y tendremos que empezar a escribir la carta a los reyes magos, ¿no?"
    - "Siiiiiiiií." Salta feliz mi pequeño salvaje.
    - "Pues a ver cariño, ¿que rey te gusta más?"
    - "¿A mí? Uhmmmm ¡El que no tiene barba!"


    Deberíamos rescatar nuestros ojos de niño de vez en cuando.
    ¿No creéis?

6 comentarios:

  1. Mi rey favorito tampoco tiene barba, no es tan raro lo que dice el peque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, se refiere a los reyes magos Javier, no Juan Carlos...

      Eliminar
  2. ¡Qué lindo mi niño! Él sí que sabe descubrir lo esencial y por supuesto que tener o no tener barba (sobre todo esas barbonas tan grandes de los reyes magos) marca la diferencia mucho más que el color de la piel. Ojalá conserve siempre esa mirada limpia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las barbas pinchan...

      Eliminar
  3. Vaya...me voy a tener que dar un repasito por la cara para que el pequeño vikingo me tome más en consideración...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A él sólo le gustan las de tres pelos, ya lo sabes...

      Eliminar