lunes, 28 de julio de 2014

Stop



    Alguien me dijo alguna vez que si dios existe y permite que el mundo vaya así... o no es bueno o no es todopoderoso.
    Hoy me pregunto dónde están los dioses terrenales cuando se les necesita. Esos en los que la humanidad confía para velar por nuestro bienestar. Esos que mueven los hilos del mundo. ¿No son tan poderosos? ¿Es posible que alguien pueda parar esta masacre y no lo haga?

    No quiero apagar la televisión. Quiero dejarla encendida y escuchar de una vez que esta noche no morirán más niños.
    Y mientras eso ocurre, resuena en mi cabeza esa canción tan increíble que escribió hace más de  cuarenta años John Lennon y que tanta falta me hace escuchar hoy.


4 comentarios:

  1. Pois é. É de desesperar, mas a gente não pode perder a sensibilidade nem a capacidade de indignar-se. Lennon é sempre emocionante e sua postagem também me emocionou. (E essas preciosas reminiscências de "Olor de verano", ein?

    Grande abraço,

    Nilseu

    ResponderEliminar